16 de octubre

Publicado: 15 diciembre, 2015 en Todas las que tengo que ordenar
Etiquetas:, , , , ,

Me había propinado mi espacio en el tiempo, antes de terminar por escribirte del todo estas letras.

No quiero decir con honestidad el porqué; aunque puedo inventármelo, seguro sería épico… grande y culminante… pero tal vez ninguna descubriríamos la verdad.

Bueno… seguro tú la sabes ya…

Como sepas porqué de entre los meses pasados, escribo ahora de ti.

¿Será que fundida entre partículas de imperceptible tamaño, o en constelaciones inmensas es que puedas saber ya del todo y de todos?…

Al menos de aquellos como nosotros, que todavía nos aplasta el cielo y nos inventamos pretextos para darnos la importancia en resolver que –siempre si tenemos sentido-, y una y mil razones de peso para probar que por algo es que todavía caminamos por estas tierras.

… absurdos nosotros…

Espera… que voy a apagar la luz.

… si… ya sé…

Ahora me toca redundar, incoherente, como se comienza una plática sobre la intrascendencia del clima; se dice hola… o se preguntan cosas importantes que luego por las prisas casi nunca se escuchan.

… Supongo que es como tomarse el café con un extraño, y que antes de cualquier otra cosa que signifique intimidad, o la posibilidad de romperse en pedazos… Bueno… tú eres todo menos extraña… pero no había querido romperme nada contigo… ni el silencio, ni en llanto de nuevo y que al final del día vuelva a reparar que no volverás más a esta cocina.

… al menos ya empecé a escribir con la verdad. Supongo que comenzaré por regresar el tiempo exactamente un par de meses, y un día.

————————————————————-

Hoy miré fijamente la alacena

Servía en una taza vacía un café mediocre… de esos en que no importa la temperatura del agua, ni el sabor del maíz disfrazado de elegancia… nada…

… de esos que uno se toma para entretenerse las horas, y de repente ante mis ojos descubrí que sí, ahí seguían intactas las repisas

… pude percatarme también que bajo los condimentos estaban las harinas…

Estaban ordenados los platos para las fiestas, las bolsas de tela se aglutinaban detrás de la puerta, y seguían como siempre dificultando un tanto el paso directo que debería de hacerse para su cierre glorioso. Estaba todo, y me golpeó de pronto tu ausencia.

… Nunca más voy a verte.

He de decir ahora, que cuando uno juega a que escribe, uno quiere matar a todos… hablar de caballeros, doncellas y cruzadas… hablar de un millón de cosas, excepto de realidad. La realidad siempre es dura cuando alguien en efecto muere.

… No habrá anécdotas nuevas…

Golpea como cuando sabes que va a alcanzarte el día en que no recuerdes su voz… o su calma ante la vida.

… No…

… golpea como cuando de plano prefieres cambiar el ritmo de la lectura y dirigirte mejor a un extraño, que terminar las letras y poner todos los puntos en el guión.

¿Bueno que es la vida al final de cuentas?

Prefiero mis metáforas donde todos seguimos dormidos y tú… bueno tu ya estás muy despierta y lo abarcas todo.

🙂

No copyright infringement intended.

 

un tanto en pedazos

Publicado: 11 noviembre, 2015 en Todas las que tengo que ordenar

Tal vez hoy es un buen día para rellenar los espacios en blanco

o poner suficientes acentos en las letras.

—————————————————————————————————————

No recuerdo con exactitud la hora ni el encuentro de la frase

Pero me acompaña…

Lo que no sabía es que un día tendría sentido entre los segundos alternados desde el espacio contenido entre tus ojos y tu vientre.

—————————————————————————————————————

Vagar entre líneas como éstas, me hizo pensar en ti

… La mitad del sofá

Y cómo es que no pude contarte esta historia

Un tanto hecha pedazos… Como nosotros

—————————————————————————————————————

O las tantas que vendrán y que seguramente no serán contigo

—————————————————————————————————————

… Me duele cuando otras personas te lastiman,

al menos yo lo haría con todo el amor del mundo

—————————————————————————————————————

Es que, yo creo que la realidad es otra especie de retórica

Una menos melodramática

—————————————————————————————————————

Una donde si nos hubiéramos dado el tiempo

Tal vez, nos habríamos devorado

—————————————————————————————————————

Supongo que nos lastimamos ahora, aunque de manera distinta

Así como la vida en sí misma, es un constante morir.

—————————————————————————————————————

Una alteridad donde nos consuela pensar que todo es como debe ser

Y nos calma

—————————————————————————————————————

Hilos rojos sosteniéndonos la vida

… destino…

O en el peor de los casos causalidades

—————————————————————————————————————

Un futuro que tras bambalinas siempre esconde esperanza

—————————————————————————————————————

Ah, yo no sé

… pero entre mis fantasías cuento ésta

Donde pinta más un entorno infestado de millones de vidas

—————————————————————————————————————

… multiversos infinitos de vertientes y posibles

En donde hoy, por ejemplo, me da por pensar en que al menos en uno, te encuentro.

—————————————————————————————————————

¿Habrá sucedido ya?, ¿acabó ya de bajar la arena?

—————————————————————————————————————

No sé si me atemoriza pensar que mi entera consciencia en mi ahora

Solo reconoce este presente

… e irónicamente, en éste… es que ya te fuiste.

—————————————————————————————————————

Supongo que en la búsqueda eterna de sonreír en las tinieblas,

Puedo decir que al menos aquí, eres tú

—————————————————————————————————————

No tienes otros dedos, ni tu espalda es demasiado blanca

-aún con tus dudas al respecto-

—————————————————————————————————————

Por lo menos ahora, al final del día… si rebobino un tanto la cinta, todavía cantas en el baño

—————————————————————————————————————

Y las estrellas… bueno, las estrellas siguen arriba.

No copyright infringement intended.
This material belongs to Disney Pixar

lienzo

Publicado: 26 octubre, 2015 en Todas las que tengo que ordenar

Quería llenarla toda…

Pensaba en cosas como abrazarle las sombras y enmarcarle los sueños.

Pero serían las tres de la mañana, cuando solo la ahuyenté.

No copyright infringement intended.
This material belongs to Cinematic Orchestra

A esas alturas, yo llevaba ya en la espalda la advertencia de su desagrado por las películas de espantos, su alergia a los gatos y la temperatura siempre fría de sus yemas.

… cargaba en el pecho sus perfumes del cuerpo, siempre en múltiplos pares,

Y la consigna de que minutos después de cerrarle la puerta; siempre la recordaría

Para mí, era momento de hacerme la adulta.

Estaría muy segura,

Inamovible, como los sauces

Y –así sería por el resto de mi vida- me dije

Elevarla al todo por su ausencia, al menos…

Y luego al tercer día, no me cansé de besarla de nuevo y me haría un palimpsesto de lo que entonces “el resto de mi vida” podría hacer con sus manos.

… al final solo compartiría con ella un momento.

¿cómo se narran las historias?

quisiera contar de las risas, del radio que me aguardaba en sus brazos, de lo perfecto de su cuerpo

hacer apenas una caricatura de los momentos en nuestro tiempo y que compartimos.

Pero es mas bien al contrario…

y entre lo que si sé, es que nunca conté sus pestañas, no hice formas caprichosas con sus pecas, ni la besé por última vez…

pero a veces solo podía mirarla por completo entorpecida

Repetir su nombre en mi cabeza, como para no despertar del fascinante letargo en ese lugar tan peculiar entre sus labios.

Era una tarea sumamente sencilla perderse por completo y olvidar en ella la cotidianidad de los días.

Pienso en eso y vuelven a mí sus extrañas confesiones, el chasquido ese de su boca

El universo en sus ojos y los colores que escondía detrás de su sonrisa.

Ay, Pero éste no es un suspiro triste.

… el mundo está lleno de paréntesis abiertos y de círculos que no terminan de tocarse,

de acertijos sin respuesta o forasteros.

Y al menos es que puedo contar un par de aventuras contigo.

Vuela pues, sacúdete todo el polvo con el viento

Y aunque nunca vuelvas, fuiste ese gran paraje en el camino,

Hermoso… brillante…

… aunque solo haya sido de paso.

huellas

Publicado: 27 septiembre, 2015 en Todas las que tengo que ordenar

Estos últimos días me he dejado perseguir por esta imagen

que podría describir ahora un poco, como el recuerdo de tu sombra

… sin colores, sin aroma… una espuma apenas borrosa de lo que ya no recuerdo de tí

todavía más desde una culpa autoimpuesta, que desde lo bello que podría ser saberte libre.

Saberme también.

Supongo que fue simple,

Cosas que se dicen como -no funcionamos-

Como pasa con las máquinas y los relojes viejos

como los fusibles que ya no caben en lo extravagante del switch nuevo y ahora nos toca jugar a las escondidas.

… en realidad, quisiera estar ya preparada para dar el salto de no tener que desconocerte para protegerme apenas las esquinas de los sobresaltos, cuando inclusive por accidente surge algo de ti

… no… tu eres para recordarte en grande

No sé…

Pensaba en cosas como que la vida es demasiado corta

… las palabras son demasiado pocas

Es eso, o comienzo a encariñarme con el silencio.

… bueno… callada o entretejida en el barullo

mi constante al tiempo y con el corazón un tanto de pie en el asiento

-o saludando a los riñones, o donde quiera que esté en este momento que llevo un rato buscándolo y no me lo encuentro-…

que la vida siempre te sonría.

No copyright infringement intended.
This material belongs to Meshell Ndegeocello

solo escuchar las cuerdas me desgarra todavía más lo hilos que apenas me repliegan el pecho

pero hoy no quiero contar de la herida…
hoy me vale más la brisa y el sol… la flamante arena que nos llevábamos a cuestas en las pieles antes de habernos engullido por completo.
el mismo polvo que ahora me ciega los ojos, ya en soledad.

La tarde era de un naranja cotidiano, o tal vez era azul
… pero lo único que siempre tendré claro, es el estridente morado vertido por completo en tu camiseta, cuando despreocupada te dejabas los tirantes negros a la vista, mientras las nubes desfilaban a centímetros de nosotros y los hoyuelos de tus mejillas.

… no sé por qué lloro,
ha sido como checar la tarjeta antes de enredarme en la pesada cobija, que sigo usando aunque tenga que quitármela a patadas en la madrugada; mientras me despierto empapada de sudor y a obscuras.

Para mis adentros… he pensado en todas las formas en las que puedo borrar el párrafo anterior. No sé si por estar fuera de contexto, o para entregárselo a la nada junto con los trescientos libros que he escrito de ti en coautoría con el viento.
Es que hoy no quiero hablar de dolor.

Supongo que dejaría un tanto de ser yo.

No se que serie de estupideces decía en aquel balcón, pero ahora que intento hacer el esfuerzo… es que me atonta tu sonrisa.
Los sonidos de la boca que me contenían la prisa desbordada por besarte hasta la sombra.
Así lo haría.

Siempre recordaré la certeza que llevabas puesta debajo de la ropa.
Tus brillantes ojos marrón que parecían ajustados al presupuesto de no moverse un milímetro respecto a los míos, a pesar del palpitar de los universos completos que se avecinaban rugiendo entre nosotras.

Solías besarme hasta el final y abrazarme el alma con tus dedos.
sellarme los suspiros y quitarme las palabras, incluso ahora que solo escribo.
ahora que me hacen trincheras las teclas y reparo que nunca estuviste aquí.

… somos instantes, reza la frase y nos consuela.

No copyright infringement intended.
This material belongs to Lhasa de Sela

Es que cada vez se ve más lejos aquel doblar de esquina

Y llueve

Se que ya no me recuerdas

Debe serlo, porque de alguna manera te arreglaste de todo y olvidaste que te esperaba

Qué está tan mal en mí?; que te valió para correr y no despedirte de vuelta

… extraño tanto ese abrazo que me guardaba la noche

Ese escondite de tu pecho en donde todo era un lento latido y todas mis tempestades se iban también a la cama

Y aquí estoy yo, partida a medias e intentando coserme los pedazos

Así será el resto de mi historia?

Te cargaré solo en el brazo?

Llevaré en la muñeca mi propio epitafio?

Al final te fuiste… y se quedaron solo tus letras

Y solo me quedó el para siempre, hecho polvo entre las manos.

No copyright infringement intended.
This material belongs to Stille Oppror

carta de escuela

Publicado: 22 junio, 2015 en Todas las que tengo que ordenar

“para no pensar cada segundo en ella”

debió rezar mi carta motivo de ingreso, con extensión de 3 páginas, arial 12, el espacio y medio y poder firmarla con honestidad.